ADL: La ONU legitima el antisemitismo

El líder de la Liga Anti Difamación, Abraham Foxman acusó a la ONU de facilitar el antisemitismo, y dio a entender que los judíos en Europa occidental deben estar muy preocupados por su futuro debido a los niveles de antisemitismo en algunos países de la zona.
En su intervención en la Cumbre de Periodistas Judíos en Jerusalén, Foxman declaró que el antisemitismo global está en su peor nivel desde la Segunda Guerra Mundial, a pesar de que insistió en que no es ni mucho menos tan grave como durante ese tiempo. Foxman dijo que la abrumadora obsesión con criticar a Israel dentro de la ONU "da legitimidad" al antisemitismo.

La crítica a Israel es legítima, pero cuando los críticos señalan a Israel para la crítica obsesiva, sesga hacia el antisemitismo. En términos generales, prosiguió, el anti-sionismo constituye el antisemitismo si el sionismo es el único nacionalismo al que la gente se opone. 
En este sentido, Foxman dijo que los esfuerzos para presionar a los gobiernos a través de boicots y sanciones en ocasiones podrían ser positivos, pero participan del antisemitismo si se centran exclusivamente o principalmente en Israel. Él también recalcó que es sospechoso, no odiar a Israel, sino odiar al gobierno de Israel. Además, señaló que la hostilidad hacia Israel de otros estados de la región puede incluir elementos de antisemitismo tradicional, pero consiste más en una consecuencia del odio hacia el hecho de la existencia misma de Israel. Irán no odia a Israel los judíos, directamente, sino porque no quiere a Israel en la región.

Respondiendo a las preguntas de decenas de periodistas judíos procedentes de todo el mundo, Foxman señaló que la encuesta del mes pasado que realizó la ADL había mostrado que un 24% de la población de Europa Occidental mantiene actitudes antisemitas. Recordó que Europa ha sido recientemente "el cementerio de los judíos", y reflexionó con tristeza que muchos judíos religiosos ocultan con boinas o gorras su kipá. 
Cuando era bebé, Foxman fue bautizado por una niñera polaca a quien sus padres judíos le habían dejado cuando fueron deportados al por los nazis en el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Sus padres sobrevivieron a la guerra, se reunieron con él, y emigraron a los EE.UU. en 1950. Hoy en día con 74 años, finalizará de su cargo de director ejecutivo de la Liga Anti Difamación el próximo año.
Interrogado en una última pregunta si era mejor a veces no hacer un alboroto acerca de los incidentes de antisemitismo en la esperanza de que puedan "desinflarse", Foxman respondió que a él no le gustaría ser recordado como alguien que trató de restar importancia al peligro. Si la acusación fuese que él habló en lugar de permanecer en silencio, dijo Foxman, prefirió declararse culpable.

 

Comments   

+1 #1 Sylvia Makowski 2014-09-17 17:20
I agree with you, those who remain silent become accomplice. They let things go on.
Quote

Add comment


Security code
Refresh