EL PENTATEUCO MÁS ANTIGUO DEL MUNDO

Bolonia conserva el texto completo más antiguo de la Torá, conjunto de libros sagrados del judaísmo. Manos anónimas copiaron los cinco primeros libros de La Biblia (1150 -1225) sobre piel de oveja...

 

 

 

El pergamino consta de 56 segmentos cosidos, de 36 metros de largo y 64 centímetros de altura. Estaba archivado bajo el nombre Rotolo 2, junto a otros 30 documentos en hebreo que la Biblioteca guarda bajo llave.

En ese mismo lugar se guarda una traducción al hebreo del canon médico de Avicena; en una versión, con miniaturas. El texto de Avicena se consideraba la joya de la colección. Mauro Perani, catedrático de hebreo en el Departamento de Bienes Culturales, en Ravenna descubrió el valor de la Tora. El anterior catalogador de la colección fue un bibliotecario que dominaba bien el hebreo pero carecía de nociones de filología y paleografía. Se llamaba Leonello Modona y cuando archivó el Pentateuco lo fechó en el siglo XVII. “Tiene una grafía torpe, con algunas letras, además de las habituales coronas y ápices, llevan apéndices nada comunes y extrañas”.

Perani se dio cuenta del error en la evaluacion: “Lo que Modona liquidaba como rareza y desaliño, me pareció una prueba que el manuscrito se remontaba a la época anterior a Maimónides, es decir como mucho a principios del siglo XIII”.

El pergamino de Bolonia desatiende a Maimonides y su Camino de Perfeccion, por lo cual se deduce “que fue copiado antes”. “Contradice muchas de las reglas fijadas por el teólogo. Por ejemplo: distribuye y espolvorea en toda la página las coronas y los ápices. Y añade trocitos de letras o señas en el extremo izquierdo de las columnas para que el texto parezca más compacto. Ambos trucos fueron prohibidos después”.

El análisis gráfico-paleográfico llevó al estudioso a considerar que el ejemplar pertenece a una tradición oriental,. Pero no se quedó contento. Envió un trocito de piel al Centro de datación y diagnósticos del Departamento de Ingeniería de Salento para que sometieran el tejido a una prueba del Carbono 14. Un amigo de la Universidad de Jerusalén pagó el mismo examen en el prestigioso taller de la Universidad de Chicago. Los resultados fueron similares y coinciden con las conclusiones: el pergamino sería el ejemplar de Torá más antiguo llegado hasta nosotros.

Fue en Bolonia, en 1482, donde se imprimió la primera edición del Pentateuco.

Fuente: Cidipal

 

 

 

Add comment


Security code
Refresh